Netflix, el monstruo del streaming

70 / 100

La leyenda

Cuenta la leyenda que, Reed Hasting, allá por el año 1997, alquiló el VHS de ‘Apolo 13’ en la famosa cadena de alquileres de video Blockbuster. La vió, la disfrutó y la guardó. Así pasaron los días hasta que al recordar dicha cinta, reaccionó… ¡debía devolverla!; retrasado, se dió cuenta que pagaría 40$ de penalización, lo cual fue extremadamente engorroso para él. Reed, ese día supo que algo en ese servicio tenía que ser diferente. Es por tal incomodidad que nace la idea de un modelo de negocio (futurista, para ese entonces) que lideraría globalmente la forma en cómo el día de hoy se ven series y películas. Hablamos del streaming, y su ópera prima: Netflix.

Pero eso es solo lo que cuenta la leyenda. Años más tarde, su socio Marc Randolph, revelaría que toda la cuestión del ‘Apolo 13’ y la multa, sería un poco exagerado solo para hacer la historia de Netflix más interesante. Básicamente solo tuvieron que hacer varios viajes en metro y bus desde Silicon Valley, esto les dio mucha pereza y pensaron otras alternativas. ¿Se imaginan ahora tener que hacer algo como eso cada vez que quieran ver Apolo 13 o Interstellar? ¿Y si se olvidan de devolver la película y tienen que pagar la penalización? ¡Qué pereza! ¿no?. Sea como haya sido la historia real, lo importante es que Hasting se dio cuenta que tendría que haber alguna manera de rentar videos sin pagar multas por retrasos y sin salir de casa. 

Lo hizo, y hoy es inimaginable pensar que se tenga que salir de casa para alquilar y ver películas cuando todo está al alcance de la red.

Netflix: el primer sitio web de alquiler y venta de DVD

Reed tuvo en mente la idea de crear un videoclub online de envío por correo SIN MULTAS. Esperen. Eso no tiene nada que ver con el streaming, ni suena a lo que hace Netflix. ¿O si?. 

Pues no. Podría decirse que parece un modelo de streaming arcaico o como dirían ahora, ‘vintage’. Pero por increíble que parezca, Netflix fue lanzado en 1998 como el primer sitio web de alquiler y venta de DVDs, después de haber sido cofundado por él y Marc en 1997. Un momento… similar a lo que hacía Blockbuster ¿cierto?. Veamos como luego buscan aliarse.

Reed cuenta como anécdota a la revista Fortune, que aunque el lanzamiento coincidió con el creciente auge del DVD, él aún ni siquiera sabía lo que era y que un amigo tuvo que explicarle que las películas también podían verse en objetos como un CD. Reed ya había hecho la prueba de enviar por correo un CD que compró en una tienda y llegó en perfecto estado. Su idea era algo como eso, pero con retorno.

La oferta

Un año más tarde, en 1999, incorporan el servicio de suscripción permitiendo alquilar DVD ilimitadamente por una tarifa mensual económica. Un verdadero acierto para la compañía. Y es con este golazo que Reed se presenta a los directivos de Blockbuster para ofrecerles la compañía que fundó por nada menos que 50$ millones. Una oferta que lamentará rechazar cuando en 2010 se declaran en quiebra.

Streaming: la forma como hoy vemos en el mundo digital

Si debemos hablar del hito, el punto de revelación o el momento de iluminación en la historia de Netflix, definitivamente es cuando en 2007 presentan el streaming como tal, un servicio que les permite a sus suscriptores ver series y películas online en sus ordenadores personales. Es a partir de ese año que Netflix, sin querer, marcaría la forma en cómo vemos casi cualquier material audiovisual actualmente; así como la forma de difusión y promoción en el canal online. Un modelo de negocio que toda productora tendría que adoptar hoy para figurar en la mente de los consumidores y así tener éxito. 
Netflix se había convertido en el monstruo del streaming que derrotó el imperio de Hollywood.

Ahora, se preguntarán ¿cómo es posible que con la inevitable predominancia de internet a nivel global, los directivos de Blockbuster no pudieron ver que el futuro de su negocio se encontraba en el streaming?. Creemos que más que suerte por la simple pereza de pagar una penalización, las cabezas de Netflix supieron identificar una necesidad insatisfecha en un mundo donde internet estaba destinado a convertirse en un lugar de conexión permanente. Obviamente esto no es algo que Reed supo desde un principio, de hecho hubo detrás mucho análisis de tendencias, benchmarking y conocimiento de su público; así como ingenio por parte de los desarrolladores y product managers.

Ahora que ya conocen la historia de Netflix, ¿crees que tu negocio se encuentra listo para dar el salto al mundo digital?. 

Nosotros te decimos cómo, ¡contáctanos!: t.ly/rPXq

Fuentes:

  1. Mercado Negro: https://bit.ly/3cPvHr1
  2. Verne | El País: https://bit.ly/3n94HYa
  3. Histografías: https://bit.ly/3immeID
  4. El Rincón del Marketing: https://bit.ly/3inuRCG.
  5. Muy interesante: https://bit.ly/2G8n7HX

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back To Top